Equipos municipales de Ovalle atendieron emergencias durante el desarrollo del frente de mal tiempo

El Comité de Emergencia Comunal se organizó y atendió cada una de las solicitudes de los vecinos de Ovalle, quienes se vieron afectados por las precipitaciones. Caídas de árboles, anegamientos y escurrimientos de terrenos fueron los principales inconvenientes, que se presentaron en la comuna.

 

Trabajos precipitaciones

Arduo ha sido el trabajo de los equipos del municipio de Ovalle durante el intenso frente de mal tiempo que ha afectado a la zona, donde ha caído la cantidad de agua normal de un año en tan sólo 24 horas, considerando que la Perla del Limarí tiene un promedio de lluvias de 100,3 milímetros al año.

El Comité Comunal de Emergencia trabajó en terreno atendiendo cada una de las solicitudes de los vecinos, quienes se vieron afectados por las precipitaciones, que hasta las 9:30 de la mañana, de este viernes 12 de mayo, llegaban a los 103,2 milímetros, según el informe de CEAZA. Durante la noche los equipos municipales, encabezados por el alcalde Claudio Rentería, recorrieron las zonas conflictivas, como la intersección de las calles Benavente y Tocopilla, donde se destinó una cuadrilla municipal, quienes trabajaron, a través de sistemas motobombas y evitar una acumulación mayor de agua, en un área que presenta problemas en cada evento de precipitaciones. Cabe destacar, que el municipio de Ovalle elaboró una iniciativa para darle una solución definitiva a este inconveniente, el cual se encuentra bajo el análisis del Serviu.

El municipio, a través del departamento de Servicios Generales, destinó maquinaria pesada para despejar vías afectadas por el rodado de rocas y así no tener problemas de acceso en sectores de la comuna. Además, a través de la Oficina de Emergencia y del departamento Social se entregaron rollos de nylon y se colocaron sacos de arena en zonas, donde había peligro del ingreso de agua a viviendas.

El alcalde Claudio Rentería indicó que “hemos trabajado desde el primer minuto que nos enteramos de la aproximación del frente de mal tiempo. Primero en labores preventivas y luego durante la lluvia. Nos dejan sentimientos encontrados estas precipitaciones, porque si bien siempre es positiva para nuestra gente, sobretodo del sector rural y por el aumento en la cantidad de agua en nuestros embalses, ha habido zonas muy afectadas y vecinos con problemas, que hemos tratado de solucionar con nuestros equipos”.