Liceo Estela Ávila Molina de Perry está celebrando 98 años de vida

Con un emotivo acto el establecimiento municipal celebró un nuevo año al servicio de la comunidad, desde su fundación el 4 de agosto de 1919. En el ocasión, se rindió un homenaje a alumnos, ex alumnos y profesores destacados.

Estela Avila Molina

Un año más de vida está celebrando el Liceo Estela Ávila Molina de Perry al servicio de la comunidad educativa de Ovalle. Se trata de uno de los establecimientos de enseñanza media más emblemáticos de la capital limarina, el cual fue fundado el 4 de agosto de 1919 y desde ese momento a formado a muchas generaciones, principalmente, de mujeres.

La ceremonia conmemorativa se llevó a cabo en el gimnasio del recinto educacional y contó con la presencia de autoridades locales, encabezadas por el alcalde Claudio Rentería, quien indicó que “la principal misión del municipio como sostenedor es entregar una educación de calidad. Hemos visto como el liceo Estela Avila Molina ha ido creciendo y desarrollándose en la senda de los buenos resultados y eso nos enorgullece, porque siempre he dicho que el sistema educacional municipal es bueno”.

En sus inicios el establecimiento se llamó Liceo de Niñas de Ovalle y en el año 1978 se denominó Liceo A 12 y en 1993 toma el nombre de Estela Avila Molina de Perry y esto “ha marcado la historia, tradición e identidad de nuestro establecimiento que por 98 años ha estado al servicio de la comunidad y esto nos invita a reflexionar sobre lo que hemos construido en el pasado, sobre lo que somos en la actualidad y lo que deseamos lograr en el futuro y creo que vamos en la senda correcta” indicó Susana García Galleguillos, quien es la directora del establecimiento municipal hace dos años.

En la oportunidad, se hicieron homenajes a ex alumnos destacados, principalmente en el área de la Educación y a estudiantes que lograron los mejores promedios de notas de la primera parte del año. También se entregó un reconocimiento a un grupo de profesores por su labor comprometida y enfocada en el bien común de los alumnos.